Brenda Bazán

Kawaii sin esfuerzo. Siempre tajante, al igual que la esencia del samurái.