viernes

24.enero.2020

AHORA
WTF (Rep.)

17:30 - 18:30

A CONTINUACIÓN
Strike the Blood

18:30 - 19:00

DESPUÉS
Trigger & Fire (Rep.)

19:00 - 20:00

Reseña: The Legend of Zelda: Link’s Awakening

Link's Awakening para Nintendo Switch es la oportunidad perfecta para adentrarse en uno de los más grandes juegos de consolas portátiles.
César
(Nintendo)

Extrañamente Nintendo Switch se ha convertido en un extraordinario homenaje para el Game Boy. A finales del año pasado Let’s Go Pikachu nos permitió recorrer Kanto como en Pokémon Red & Blue (o Green, si te quieres poner exquisito); unos meses después Tetris 99 aprovechó el hype por los Battle Royale para la reinvención del clásico que acompaño a la mencionada portátil en su lanzamiento; y desde hace un par de semanas Link’s Awakening nos recuerda lo bellos y emocionantes que son los sueños.

Tal vez te interese: Nintendo: 130 años de historia en 16 objetos clásicos

Link´s Awakening para Nintendo Switch es la más reciente adición a los remakes de The Legend of Zelda… y una especie de descanso para Eiji Aonuma de cara al lanzamiento de Breath of the Wild 2. Sin embargo, Link’s Awakening toma un tono muy distinto a los últimos experimentos que la “gran N” ha realizado en juegos como Ocarina of Time o The Wind Waker, pues a pesar del cambio gráfico esta entrega da un salto de más de 25 años para pasar de una portátil monocromática a la primera consola de novena generación.

Más allá del tiempo, las diferencias entre plataformas y hasta el re diseño de todo lo que hay en Koholint, los fanáticos de Nintendo estaban más preocupados en que la esencia del original se mantuviera intacta. La propia hegemonía de la serie hacía complicado el punto anterior, pues ara muchos jugadores Link’s Awakening es el mejor juego que existe para una consola portátil.

Dulces sueños, Link

¿Por qué es tan importante Link’s Awakening? Antes del remake era relativamente sencillo responder esa pregunta. En primer lugar, se debe a lo bien trasladada que están las mecánicas de The Legend of Zelda para una consola con dos botones de acción; después señalaría una idea similar para la adaptación de la música y los gráficos; y por último hablaría de la historia que te deja completamente abrumado una vez que la terminas.

Tras quedar naufrago en una isla, Link emprende la misión de encontrar ocho instrumentos musicales para poder despertar al Wind Fish. Este misterioso personaje duerme dentro de un huevo en la montaña más alta de esta isla Koholint y, como es costumbre, nuestro héroe de túnicas verdes es el único capaz de cumplir con la misión.

Nintendo

Para ponerte un poco en contexto, la historia de Link’s Awakening toma lugar después de los eventos de A Link to the Past. Lo anterior es importante porque nuestro protagonista se encuentra solo y apartado de todo lo que podrías relacionar con su legado; no hay Zelda, tampoco Ganon es el villano y la Trifuerza no figura en tu aventura. Probablemente esta idea no tenga la misma fuerza que en 1993, pero créeme que puede ser más importante de lo que parece el hecho de jugar un Zelda sin los personajes que siempre tienes que rescatar o enfrentar.

El cambio de argumento no solo le da otra perspectiva al juego, también consigue que la forma de jugar tenga mayor “libertad”. Al no tener que rescatar a la princesa no tienes que seguir un orden especifico para los calabozos y hasta parece que Link se siente menos comprometido… claro que después de unas horas de juego volverás a sentir la presión y descubrirás que la libertad solo era una ilusión a la Metroid (por la forma de recorrer el mundo).

Ha habido un despertar…

Nintendo

Los gráficos, la música y el diseño de arte en Link’s Awakening nos hacen sentir como si estuviéramos en un juego completamente nuevo… pero lo que de verdad pone a prueba nuestro cerebro con esa idea es el control del juego y la forma en que interactúas con todo lo que hay en Koholint.

En la versión de Game Boy solo tenías dos botones de acción, por lo que constantemente tenías que pasar por el menú para elegir un objeto, asignarlo en A o B, utilizarlo y repetir el proceso para regresar al escudo o cualquier otro ítem. En la versión de Nintendo Switch tenemos la posibilidad de asignar un par de ítems, pero el escudo siempre está a nuestra disposición con ZR y R (dos botones es un poco raro), podemos cargar objetos pesados de forma automática y hasta movernos en 8 direcciones (el movimiento en diagonal no se podía en Game Boy).

Nintendo

Si nunca jugaste a la versión original estos cambios son cero relevantes, pues Link’s Awakening se juega como un A Link Between Worlds o hasta como un Ocarina of Time (con menos ítems), pero si regresas a esta isla con más de 25 años encima… bueno, definitivamente vas a disfrutar lo ágil que se puede jugar esta aventura. Y el resto de los cambios tienen una idea muy similar, no se trata de hacer el juego más fácil, sino de adaptar los cambios a los parámetros actuales… lo que en consecuencia sí puede hacer el juego un poco más “accesible”.

Otras maravillas disponibles en Switch son el Inventario que te da una vista completa de todo lo que puedes usar, los objetos que has recolectado y los ítems que puedes asignar. También está el Mapa que no solo sirve como guía, pues al estilo de Breath of the Wild te deja marcar lugares específicos con diferentes sellos y por si solo también te muestra las mazmorras o cabinas de teléfono que ya encontraste.

Si lo que quieres es un reto desde el inicio te recomendamos elegir el Hero Mode al iniciar el juego. Al igual que en versiones anteriores, este modo de juego hace que los enemigos sean más fuertes y resistentes, además de que no podrás encontrar corazones en ninguna parte del juego. No vas a encontrar novedad alguna respecto al título de Game Boy, pero vas a tardar un poco más en terminarlo.

Nintendo

Antes de pasar al “Zelda Maker”, tengo que mencionar que este remake es una calca muy fiel al juego original, con importantes cambios en el diseño, pero fiel al Link’s Awakening de 1993. ¿Cómo es esto? En primer lugar, el juego ya no se mueve por pantallas, podemos andar por todos lados con un recorrido normal y solo cuando pasemos de una zona a otra sentiremos esa pausa para cambiar de escenario.

El diseño del juego pasó de un Zelda clásico a una especie de maqueta virtual que vemos a través de un lente, por momentos sentí que era una especie de The Minish Cap en el mundo real; imagina Link’s Awakening como si lo estuvieras jugando en el diorama que Nintendo le hizo al juego en su booth de E3. Y claro, el diseño se apoya de este desenfoque de la cámara alrededor de la pantalla para dar la sensación de un lente que ve todo desde lejos… un poco extraño, pero bastante suculento a la vista.

Nintendo

Lamentablemente la optimización del juego deja un poco que desear. Constantemente nos enfrentamos a caídas en las animaciones que pasan de ser un problema “menor” a una molestia que soportas por puro amor a Zelda. Este punto parece insignificante, pero si no se lo perdonamos a otras compañías no veo porque a Nintendo sí. Y pasa tanto en modo portátil como en una televisión. ¿Lo arreglará Nintendo? Sinceramente lo dudo mucho.

¿Zelda Maker?

No, lamentablemente Nintendo no parece estar interesado en que construyamos nuestros propios calabozos, pero tenía que meter algo nuevo al juego. Chamber Dungeons es una especie de minijuego en el que podemos crear nuestros propios calabozos o, mejor dicho, construir un calabozo con las salas que vamos descubriendo a lo largo de la aventura. En pocas palabras, nosotros solo le damos sentido a un montón de piezas sueltas que al final parecen un dungeon.

Nintendo

Claramente la idea de un Mario Maker está presente en peculiaridades como la interfaz intuitiva, los objetos clave y la idea general, pero no va más allá de un minijuego al que le puedes dedicar unas cuantas horas y después olvidar por completo. No es que esté mal, sino que simplemente ya hay una mejor muestra de cómo es que se hace este tipo de mecánica. Por lo menos el easter egg de Dampé está bueno.

Ojo, no puedes compartir tus creaciones a menos de que tengas el amiibo de Link y lo uses para guardar tu calabozo y después lo actives en otro Switch. A pesar de ser el mejor uso que Nintendo le ha dado a un amiibo desde los trajes de Mario Kart 8… la verdad es que no vale mucho la pena andar paseando tu figura de Link.

Nintendo

Esperamos que un Zelda Maker surja en el futuro, pero es difícil pensar en que las ideas generales de un dungeon se puedan compartir tan fácil como los objetos de todos los Super Mario. Seguramente Nintendo estará monitoreando nuestras creaciones para darle luz verde o cancelar un posible Zelda Maker.

Una aventura para llevar

Lo mejor que podemos hacer en este momento es dar un repaso rápido por las características que no tocamos a profundidad: 1) la música, los sonidos y hasta la voz de Marín están bellamente adaptados a las posibilidad que ofrece el Nintendo Switch. 2) el diseño gráfico hace que toda la aventura se sienta completamente nueva. 3) todavía puedes robarle al señor de la tienda. 4) los guiños a todos los juegos de Nintendo siguen ahí y lucen mejor que nunca; ganar ese Yoshi es como comprar un amiibo. 5) los niños que te dan indicaciones al inicio son el mejor tutorial de todo Nintendo. 6) el final sigue siendo devastador.

Nintendo

The Legend of Zelda: Link’s Awakening es un juego indispensable para los fanáticos de Nintendo, poseedores de un Switch y, en especial, para todos aquellos que nunca jugaron el original. Yo recomiendo una experiencia cien por ciento portátil, pero entiendo que desees ver a ese Link kawaii en tu pantallón 4K o Full HD.

Si ya habías jugado Link’s Awakening, no pierdas la oportunidad de regresar a la isla que cambió a toda una generación de jugadores.