sábado

14.diciembre.2019

A CONTINUACIÓN
Mazinger Z (Maratón)

7:00 - 7:30

DESPUÉS
Sailor Moon (Maratón)

7:30 - 9:00

Los 10 mejores videojuegos de 2019

Diez juegos por los que siempre vas a recordar este fantástico año.
Staff
¿Cuál es tu favorito? | Foto: Especial

Sabemos que recordarás 2019 durante toda tu vida por haber sido el año en que BitMe comenzó sus transmisiones, pero también hubo otras cosas muy importantes como los videojuegos. Es por ello que el equipo editorial de BitMe.GG eligió los 10 mejores videojuegos de 2019… sin contar diciembre.

¿Cómo se armó está lista? Cada uno de los colaboradores armó su propio Top 10 y los diez juegos que más se repitieron en la listas personales se colocaron en nuestro conteo; el orden se decidió de acuerdo al número de veces que el juego apareció en los tops de cada miembro de BitMe.GG.

Así es como llegamos a una lista llena de juegos increíbles a los que debes darles una oportunidad… ¿listo para sorprenderte?

10. Mortal Kombat 11

Fatality! | Foto: WB Interactive

Mortal Kombat es una de las franquicias con mayor trayectoria en la industria de los videojuegos y, por supuesto, uno de los grandes referentes en el género. Extrañamente la serie no suele figurar entre los mejores juegos del año, pero la onceava parte se cuela en la elección del GOTY gracias a su enorme cantidad de contenido, lo brutal de sus fatality y la concepción de una historia que sorprende con otro reboot.

Mortal Kombat 11 aprovecha el momento que viven los esports para perfeccionar todo su ecosistema en favor de un juego más balanceado y un sistema de progresión que nos adapta rápido a las mecánicas nuevas, sin descuidar los litros de sangre que pueden salir de nuestro enemigo después de un combo. De hecho, los fatalitys ya no son lo más violento… todo el juego es como un gran fatality.

Por otro lado, la enorme cantidad de contenido con la que Netherrealm entregó el juego nos deja en claro que el título se convertirá en una especie de servicio durante al menos un par de años. Los jugadores profesionales podrán perfeccionar sus habilidades, mientras que los fanáticos de la cultura pop se podrán clavar por completo con Joker, Spawn o Terminator.

Lamentablemente las micro transacciones le dieron algunos problemas al juego en su lanzamiento, pero con el contenido que incluyó las quejas se fueron perdiendo y la conversación cambió en favor de los puntos positivos. La dinámica de Injustice y Mortal Kombat le ha funcionado a Netherrealm y Warner, por lo que no podríamos estar más que satisfechos con el resultado.

09. The Legend of Zelda: Link’s Awakening

¿un final feliz? | Foto: Nintendo

Switch es la consola perfecta para jugar a las reediciones de los más grandes clásicos del Game Boy. Link’s Awakening puede pasar no solo como uno de los mejores Zelda de la historia, sino también como el mejor juego de una consola portátil, razón suficiente para regresar como una adaptación completa a 26 años de su lanzamiento original.

Nintendo le apostó todo a este Zelda y vaya que tenía razones para hacerlo. No solo reconfiguraron todo el juego para una consola de nueva generación, también dotaron al título de un apartado gráfico que más allá de la controversia logró definir una nueva idea a la hora de conceptualizar la forma en que la “gran N” desarrolla un videojuego: maquetas, juguetes, escenarios vacíos y un sinfín de herramientas que al conjugarse nos presentan la magia de la Trifuerza… aunque en este juego no aparezca.

Aquí sí hay una nueva generación de jugadores que se ha encontrado con la inquietante idea del naufragio de nuestro héroe y el desenlace de un sueño que parece tan real que nunca vamos a olvidar. Después de Breath of The Wild la parada en la Isla Koholint es un descanso que nos deja en claro las posibilidades de la serie y las ventajas que ofrece en una plataforma como Switch y su versión Lite.

¿Un remake entre lo mejor del año? Si nos enfocamos en premiar el juego como tal, Link’s Awakening lo tiene todo para triunfar, sobre todo si le agregamos el factor nostalgia y la reinvención artística. Técnicamente le hacen falta algunos detalles importantes, pero nada que nos impida encontrar los 8 instrumentos musicales y despertar al Wind Fish de su letargo.

08. Call of Duty: Modern Warfare

Modern Warfare es un clásico renovado | Foto: Activision

Todas y cada una de las expectativas que se generaron sobre Call of Duty: Modern Warfare fueron cumplidas. Activision e Infinity Ward se han encargado de entregarle a los jugadores un título que destaca de la misma forma que su primera parte lo hizo hace más de 10 años… y extrañamente se siente como algo bastante refrescante.

En Modern Warfare podemos encontrar una historia que nos mantendrá al filo de nuestro asiento y que nos tendrá pegados al control durante varias horas, como si de una serie de televisión se tratase. Este reboot tiene todo lo que amamos de la trilogía original: personajes entrañables, zonas de guerra emocionantes y momentos que nos perturban por su crudeza a la “No Russian”.

Y claro, también tenemos toda la emoción de los modos multijugador que además llegan con contenido gratuito, por primera vez en la historia de la franquicia. Teniendo en cuenta que un juego con puros modos en línea no fue bien aceptado el año pasado, Activision e Infinity Ward hicieron de Modern Warfare el paquete más completo del mercado: multijugador tradicional, operaciones especiales y, muy probablemente, el Battle Royale se asome en su futuro inmediato.

Poner una serie anual entre los juegos más destacados del año puede ser un poco extraño, pero Modern Warfare tiene suficientes argumentos para defender su puesto. Los jugadores más tradicionales encontrarán una campaña brillante con una narrativa muy sólida y los amantes del multiplayer podrán revivir todo lo que amaban de aquellas noches sin dormir en la época del Xbox 360.

07. Gears 5

Los legados se heredan | Foto: Xbox

Tuvieron que pasar seis años desde el lanzamiento de Xbox One para que la consola por fin recibiera una exclusiva a gran escala, tan memorable y espectacular como los mejores juegos del Xbox 360. Gears 5 llegó a One para dejar en claro que las motosierras pueden ser tan poderosas como cualquier arma de un Battle Royale… solo que un poco más de sangre y vísceras en la pantalla.

La quinta parte de Gears of War se coloca como el punto clave de la serie de cara a una nueva generación de consolas y como última oportunidad para heredar el legado del Pelotón Delta a los poseedores de un Xbox One. Una historia simple, pero emocionante, con personajes entrañables y situaciones de vida o muerte que nos estremecen por lo bien logradas de las secuencias de acción.

Gears 5 es imparable y el juego que los gamers de Xbox pedían a gritos desde hace años. Nuestra única queja sería que la campaña termina muy rápido, pero haciendo un poderoso enfásis en que el viaje ha valido la pena. Llegar al quinto juego no le sentó nada bien al Jefe Maestro, pero Marcus Fénix supo sobreponerse a la adversidad… al menos por ahora.

Y claro, mientras extrañamos la campaña podemos quedar tranquilos con los renovados modos en línea, la emoción de sus competencias profesionales y la siempre confiable lucha contra la horda del Enjambre. Xbox está terminando mejor de lo que esperábamos su paso por la octava generación de consolas y Gears 5 podría ser la punta de flecha para el futuro de Scarlett y el resto de las series en Xbox.

06. Tetris 99

*suena la musiquita de Tetris* | Foto: Nintendo

¿Qué más podemos decir de un título como Tetris? Existe un viejo refrán que dice: “los clásicos no se deben tocar”, pero no dice nada al respecto de fusionarlos con la época actual. Tetris 99 es una reinvención completa del juego más popular de la historia: la maravillosa simpleza que vimos en el Game Boy en combinación con el frenesí de los Battle Royale.

Jugar Tetris siempre ha sido divertido y en muchas de las ocasiones es un reto bastante complejo; ahora imagina todo esto junto a otras 98 personas en una experiencia gratuita que puedes jugar en todos lados gracias al Nintendo Switch. Tetris 99 es brillante y adictivo como ningún otro juego en la híbrida de la “gran N”.

Definitivamente es un giro revitalizador para uno de los títulos más emblemáticos de la historia de los videojuegos. Lleno de nostalgia y sobre todo diversión al más puro estilo de los años ochenta, pero con toda la onda de las versiones más actuales, los modos en línea y hasta algunos eventos que hacen alusión a los títulos que puedes encontrar en Switch.

Los Battle Royale se han ganado un lugar muy importante en la actual generación de consolas, pero ninguno de ellos se compara a la diversión que Tetris nos entregó este año. No hay duda de que Switch tiene el espíritu del Game Boy en lo más profundo de sus circuitos.

05. Star Wars Jedi: Fallen Order

Que la fuerza lo acompañe… | Foto: EA

Justo a tiempo para el estreno de The Rise of Skywalker y en medio de la fiebre por baby Yoda, el joven padawan Cal Kestis aparece en nuestras vidas para dejarnos en claro que el fenómeno de Arkham Asylum y Marvel’s Spider-Man se puede replicar en cualquier serie de la cultura pop. Jedi Fallen Order es una agradable sorpresa, no solo para los fanáticos de Star Wars, sino también para los jugadores más clavados.

Combinando elementos de Metroid, The Legend of Zelda y Dark Souls, Fallen Order se presenta como un juego difícil e ingenioso, con aspiraciones que van más allá de ser un episodio perdido en el nuevo canon de la saga. Lo que Respawn quiere es justamente lo que ya hizo Rocksteady: cambiar la idea de un juego con licencia. No es la reinvención del año, pero si es el conjunto de ideas más que sobresaliente.

De entrada, el universo de Star Wars ya es atractivo, pero cuando la historia de un joven Jedi que escapa de la Orden 66 la combinas con acertijos similares a los de Twilight Princess y un sistema de juego tipo Metroidvania, lo que recibimos es un proyecto arriesgado y que deja en claro que Electronic Arts no es tan malo como muchos piensan. Probablemente su único defecto es que ya sabemos cómo termina esta historia.

No sabemos si el crédito es de Respawn, EA o de la presión que Disney ejerció después de Battlefront 2, pero Star Wars tiene uno de los mejores videojuegos del año y después del bodrio que fue The Last Jedi, no podríamos estar más emocionados. Es agradable saber que los videojuegos tienen mucho que decir desde una galaxia muy, muy lejana… sobre todo cuando el cine y la televisión nos han decepcionado anteriormente.

04. Control

Pensamos que era un control y nos llegó un juegazo | Foto: 505 Games

Tras varios intentos por continuar con Alan Wake y luego de un ligero fracaso con Quantum Break, Remedy se embarcó a contar una nueva historia original en donde el control creativo depende única y exclusivamente de los liderados por Sam Lake. Así es como llegamos a Control, un juego que no solo logra emular el éxito de Alan Wake, sino que funciona para expandir un universo que creíamos perdido.

Cuando nosotros tomamos el control de Jesse Faden tenemos las mismas preguntas que ella: ¿dónde estamos, por qué estamos aquí, qué ve%?¡ estoy jugando? Remedy consigue que en cuestión de minutos la inmersión del jugador esté completa. No hay más que explorar en ese aspecto y solo queda disfrutar del viaje como si no hubiera un mañana. Adictivo como lo que siempre ha aspirado Remedy: una serie de televisión.

Una vez más queda claro que Sam Lake y su equipo no han podido, y no desean, superar Twin Peaks de David Lynch, por lo que terminamos atrapados en una historia con tintes paranormales, un misterio que nunca entendemos por completo y una serie de elementos psicodélicos que nos hacen preguntarnos “¿qué le pusieron a nuestro juego antes de colocarlo en la consola?”.

En una industria donde las historias parecieran tener cada vez menos peso en los proyectos AAA, Control aparece para dejar en claro que la narrativa siempre juega un papel importante en la industria… probablemente no el papel que esperaríamos, pero sí uno que se puede tomar como si estuviéramos ante una película de culto. A diferencia de Death Stranding, Control es más constante en su dinámica de juego e historia y esto debería ser el estándar para seguir en la industria.

03. Sekiro: Shadows Die Twice

Necesitamos más juegos de samurais | Foto: Activision

Desde la época del Japón feudal llega una historia de venganza y honor que parece película de Akira Kurosawa… pero con un toque steampunk que nadie vio venir. Hidetaka Miyazaki tomó la idea de Dark Souls, la combinó con samurais y nos entregó uno de los videojuegos más difíciles y hermosos que hemos jugado en toda la generación: Sekiro.

Por alguna razón la era de los samurais no ha tenido una representación importante en consolas, por lo que Sekiro no solo es un juego sólido en su ejecución, historia y gameplay, sino que además es un título que se siente novedoso por sus escenarios y personajes… mientras que las mecánicas solo adaptan lo que ya hemos visto en Bloodborne o el ya mencionado Dark Souls.

A nivel artístico el juego también es sobresaliente, From Software logró plasmar los delicados detalles de la cultura japonesa en los escenarios del juego, como el templo de Senpo o el Castillo Ashina cuyo nivel de detalle es impecable. Si a esto le sumamos la música y la propia historia de este Lobo solitario, tenemos una de las experiencias mejor ambientadas de todo el año.

Sekiro no es un juego para todos, su dificultad podría ahuyentar rápidamente a todos los que se sintieron atraídos por sus escenarios o historia, pero los que se queden recibirán una grata recompensa al final de los créditos. Nosotros nos quedamos por la ambientación, pero lo escogimos como uno de los mejores del año por toda la experiencia que nos entregó.

02. Death Stranding

¿Obra maestra? | Foto: Kojima Productions

Uno de los juegos más esperados del año y de la década, la obra maestra de Hideo Kojima que vino a… ¿crear un nuevo género? Para muchos, Death Stranding tuvo una exposición mediática desmedida que terminó por crear falsas expectativas alrededor del juego, mientras que para muchos otros es la conclusión más poderosa de lo que puede hacer un creativo con toda la libertad del mundo.

Kojima nos ha “regalado” juegos con una narrativa que van de los extraño a lo sublime, personajes sin igual en la industria y un complejo camino para llegar al final de la historia. Y claro, Death Stranding no es solo un juego más con esta idea, sino que es EL JUEGO que mejor personifica lo que podemos pensar de Kojima, de hecho, Sam Porter y su misión con la corporación Bridges va mucho más allá.

Death Stranding es una experiencia que difícilmente se puede definir como un videojuego; la inmersión en el mundo que ha creado Hideo Kojima es total y dista mucho de lo que pudimos pensar antes de tenerlo en nuestras manos. Sí jugamos y tenemos un control en nuestras manos, pero todo lo que hacemos solo es una especie de transición que parece explotar la cabeza del japonés y su visión actual del mundo y la industria.

Vivimos en una sociedad y Hideo Kojima logra deconstruir algunos aspectos de nuestra realidad en un mundo que solo él puede entender por completo. Jugar Death Stranding no es fácil y en ocasiones no es divertido, pero tiene el atractivo de ser completamente único en la generación.

01. Resident Evil 2 Remake

Así se ve un GOTY | Foto: Capcom

¿Cómo eliges un juego de hace más de 20 años como el juego del año? Una pregunta complicada, pero que podemos resumir con una respuesta simple: Resident Evil 2 Remake no se siente como un juego de 1998, sino todo lo contrario. Este clásico de PlayStation no reinventa la forma de ver un remake, pero sí deja en claro que, si lo vas a realizar, tienes que sacarle todo el provecho a la máquina en turno.

Capcom ni siquiera tuvo que esforzarse en buscar una nueva generación de jugadores, los propios millennials se entregaron por completo a sus recuerdos con gráficos en alta definición, un control mejorado y un sistema de juego que no estaba limitado por la consola. Capcom tomó su juego clásico y los puso en las nuevas consolas, no hizo trampa, solo mejoró algo que ya estaba muy cercano a la perfección… de aquella época, por supuesto.

Definitivamente nos gustaría ver más juegos nuevos en la lista del GOTY, pero regresar a la comisaría de Raccoon City se sintió novedoso. Los juegos de terror de hoy son experiencias que se adaptan al show de un streamer por Twitch o Mixer… y aunque el terror de Resident no es tan refinado, el remake logra vendernos una experiencia que parece olvidada por los desarrolladores; un slasher con zombis que guarda en su sencillez un pasado que no podemos superar.

Resident Evil 2 perdió en la contienda del Juego del Año en 1998 contra Ocarina of Time… una de las peleas por el GOTY más difíciles de la historia. Así que podemos tomar la hazaña de su remake como una suerte de justicia divina. Descubrir o redescubrir Resident Evil 2 es un acto de amor por los videojuegos que no debes dejar pasar en tu vida como gamer. Solo esperamos que no se haga costumbre ver más remake en la terna de Juego del Año.

***

Ahora es tu turno. Cuéntanos cuál es tu juego favorito de 2019 y no olvides comentarnos qué te pareció nuestra selección.