Shigeru Miyamoto, el padre de nuestra pasión por los videojuegos

Un genio en toda la extensión de la palabra.
Enrique Tavera
Una verdadera leyenda | Foto: Especial

Desde la aparición de los primeros videojuegos el mundo quedó fascinado con lo que podrían llegar a ser, pero no fue hasta la llegada de Shigeru Miyamoto y su ingenio que el mundo del entretenimiento cambio para siempre.

Así comenzó la leyenda

Shigeru Miyamoto nació el 16 de noviembre de 1952 en Sonobe, provincia de Kioto, Japón. Es un fiel amante del manga y en su juventud tenía la idea de poder convertirse en un gran mangaka, lamentablemente (o no) desistió en dedicarse a esto ya que veía bastante diferencia entre su habilidad y la de sus compañeros.

Con 18 años, Shigeru entró a la Facultad Municipal de Artes Industriales de Kanazawa para estudiar la carrera de Diseño Industrial. En un principio, Miyamoto no tenia la intención de dedicarse a los videojuegos, pero luego de jugar Space Invaders se enamoró de ellos.

Después de graduarse en 1977 fue contratado como aprendiz en el departamento de planificación de Nintendo con tan solo 24 años de edad, luego de que su padre arreglará una entrevista con Hiroshi Yamauchi, presidente de la compañía en ese entonces.

Miyamoto en la decada de los ochenta | Foto: IGN

Nintendo + Miyamoto

A pesar de que sus padres siempre lo apoyaron  en su camino, no vieron con buenos ojos su llegada a la “gran N” debido a que pensaban que la compañía alejaba a los jóvenes de los estudios.

“Mi madre me apoyó y me animó a utilizar mi creatividad. Yo escribía historietas, dibujaba ilustraciones y cosas por el estilo, y cuando entré a la escuela de arte continuó apoyándome. Pero cuando comencé a hacer videojuegos para Nintendo, mis padres estaban de alguna manera decepcionados porque pensaban que Nintendo pretendía hacer que los niños perdieran su tiempo en jugar en vez de estudiar”.

Sin embargo, Miyamoto hizo caso omiso de los comentarios de sus padres y empezó a labrar su camino en la compañía. Conforme pasaba el tiempo, Shigeru se iba involucrando de manera constante en la elaboración y desarrollo de videojuegos. Uno de sus primeros trabajos en la industria fue Sheriff en donde ayudó en el diseño de arte y posteriormente, colaboró en el desarrollo de Radar Scope en 1980. 

Pero no fue hasta 1981 cuando tuvo su gran oportunidad, teniendo como inspiración la caricatura de Popeye King Kong, Shigeru tuvo la idea de crear un videojuego teniendo como base un triángulo amoroso entre una princesa, un gorila y un fontanero; una fórmula de personajes que dio pasó al clásico de arcade: Donkey Kong. Este juego fue un rotundo éxito en Japón y sobre todo en la unión americana, un mercado que Nintendo no había explotado de la mejor manera en ese tiempo.

Sobre hongos y espadas

Gracias a Donkey Kong, Miyamoto se hizo de un lugar en la industria de los videojuegos, pero escribiría su nombre con letras de oro en septiembre de 1985 con la salida al mercado de Super Mario Bros

El desarrollo de este título comenzó en 1983, pero Miyamoto no actuó solo ya que fue ayudado por Takashi Tezuka, con quien dirigió un equipo de siete programadores y artistas que plasmaron sus ideas en sprites, música y efectos de sonido para la concepción del juego central para el lanzamiento del Famicom en Japón.

Super Mario en acción | Foto: Nintendo

Con Super Mario Bros. Miyamoto definió por completo la nueva forma de hacer videojuegos, siendo el nivel 1-1 un elemento crucial para el desarrollo del juego y de toda la industria. Sin embargo, la parte creativa puede aludir a la industria y sus protagonistas, pero hubo algo más allá con el personaje que lo convirtió en una figura icónica para todo el mundo:

“Creo que Mario se hizo tan popular porque las acciones en el juego de Mario son algo innato para los humanos en todas partes. Todo el mundo tiene miedo de caerse de una gran altura. Si hay un hueco que tienes que cruzar, todos intentarán correr para saltarlo. Estas son cosas que son exclusivamente humanas y son una experiencia compartida entre, realmente, todas las personas.

Y creo que debido a la simplicidad de estas experiencias, así como a la naturaleza interactiva de controlar al personaje y ver la respuesta en la pantalla del juego, eso es lo que realmente resonó en la gente y convirtió a Mario en un personaje tan popular”.

Shigeru Miyamoto para NPR.

Uno de los factores más determinantes para la creación de las obras de Shigeru es su propia vida. El desarrollador japones relata que cuando era niño encontró una cueva, y después de mucho tiempo se decidió entrar. Ese momento influyó de gran manera para el desarrollo de The Legend of Zelda. 

Este juego se comenzó su proceso de elaboración prácticamente a la par de Super Mario Bros. Ya que el juego del fontanero italiano era bastante lineal, Miyamoto y Tezuka tomaron la decisión de realizar todo lo contrario con el título protagonizado por Link. 

Ya que mencionamos a este héroe, Miyamoto le otorgó dicho nombre ya que buscaba conectar con todos los jugadores que se involucraran en el juego. Al final, Zelda combinó perfectamente sus ideas como creativo como sus experiencias personales.

 “Cuando llegué a la edad de la escuela primaria superior, fue cuando realmente me metí en el senderismo y el montañismo. Hay un lugar cerca de Kobe donde hay una montaña, y subes la montaña, y hay un gran lago cerca de la cima. Hicimos este viaje de senderismo y subimos a la montaña, y estaba tan asombrado: era la primera vez que había experimentado escalar esta montaña y para ver este gran lago en la cima.

Me inspiré en esa experiencia cuando estábamos trabajando en The Legend of Zelda, estábamos creando esta gran aventura al aire libre en la que pasas por estos espacios reducidos y confinados y de repente te encuentras con un gran lago”.

Entre monstruos y princesas | Foto: Nintendo

En un principio, según cuenta su creador, el juego resultaba confuso para la audiencia y bastante complicado. Miyamoto no quiso cambiar esto debido a que quería fomentar la interacción en el videojuego y crear una nueva forma de comunicación en el mismo. Una idea revolucionaria.

Miyamoto en la actualidad

Shigeru Miyamoto no ha dejado de trabajar para Nintendo, colaborando en el desarrollo de varios juegos en diferentes consolas. En julio de 2015, tras el fallecimiento de Satoru Iwata, fue nombrado Director Representante en funciones, junto con Genyo Takeda, pero fue relevado en septiembre de 2015.

El Gobierno japonés le otorgó el premio como Persona de Mérito Cultural a Shigeru Miyamoto, siendo la primera personalidad de la industria de los videojuegos en recibir este reconocimiento. Este es el segundo galardón que el gobierno de Japón le entrega a Shigeru después de haber recibido la Orden de la Cultura.

Miyamoto ha recibido muchísimos galardones a los largo de su carrera. En 2012 recibió el Premio Príncipe de Asturias de Comunicación y Humanidades y es uno de los distinguidos miembros del Salón de la fama del Academy of Interactive Arts & Sciences de Estados Unidos.

The master mind | Foto: Evan Agostin

Con 67 Shigeru Miyamoto sigue siendo uno de los creativos más importantes de la industria y no piensa en retirarse. En una entrevista para un medio local de Japón, Miyamoto explicó que buscará realizar nuevos proyectos.

“Haré lo mejor para mantenerme haciendo cosas nuevas para que no vuelvan a preguntarme si estoy cerca de mi retiro. Quiero que todas las personas del mundo sonrían”.

Sin lugar a dudas, Shigeru Miyamoto es una de las mentes más brillantes que de los últimos tiempos y es gracias a él que muchos jugadores lograron forjar una pasión por los videojuegos.

¡Gracias, Maestro!

***

En PASSWORD revelamos todos los secretos que envuelven la vida de los gamers más exigentes. No te lo pierdas en nuestro canal de YouTube.

Publicidad
Publicidad