Manual gamer: Consejos para jugar videojuegos en clases

Sacale el jugo a tu vida escolar con estos consejos y hacks de vida.
Staff
Fortnite es parte de la lista de útiles | Foto: BitMe

Durante muchos años el regreso a clases representó el fin de muchas horas de diversión frente a tu consola, por fortuna los tiempos han cambiado. La portabilidad de las consolas, las computadoras gamer y hasta tu celular te pueden ayudar a disfrutar de un buen videojuego dentro del salón de clases… o en una clase en línea (donde es mucho más fácil).

Pensando lo difícil que será regresar a clases después de estas larga cuarentena hemos preparado una guía de consejos con la que podrás disfrutar de tus videojuegos favoritos en cualquier lado… claro que siempre debes tener cuidado de que no te agarren con el Swicth en la mano. Además, debes cuidar esas calificaciones, porque una cosa es pasar un rato agradable y otra es convertirte en un irresponsable. Hazle caso al tío BitMe y pon atención de vez en cuando.

En la cuarentena

Seguramente empezarás el nuevo ciclo escolar desde casa, así que comencemos por una lista de cosas a tener en cuenta para jugar durante las clases en línea. Eso sí, tienes que hacerlo bien o te descubrirán muy rápido.

  1. Siempre entra a tus clases en línea
  2. Después de que pasaron lista apaga la cámara y/o silencia el micrófono
  3. Un ojo al control y otro al profesor, tienes que estar pendiente tanto del juego como de los mensajes de la clase
  4. No seas descuidado y graba la clase; en Windows 10 usa Windows + G y podrás grabar a tu profesor como si fuera un gameplay
  5. No te despegues de la computadora y juega algo en portátil para que la atención no se disperse tanto
  6. No juegues en la PC al mismo tiempo que tienes clase, una de las dos puede crashear

Puede parecer sencillo jugar durante las clases en línea, pero así de rápido como inicias una partida igual de rápido te pueden descubrir.

En la Nueva Normalidad

Choose your weapon

Evidentemente lo primero que tienes que hacer es elegir la plataforma adecuada para jugar sin ser descubierto, las opciones más lógicas para dicha tarea pueden ser: Nintendo Switch (lite de preferencia), un smartphone con juegos instalados, alguna consola portátil retro como un Game Boy Advance o DS y, la mejor de todas, una laptop gaming.

Recuerda que es para “estudiar” | Foto: PxHere

Ojo, porque si tu laptop incluye RGB por todos lados es probable que llames mucho la atención… además no vas a la escuela a terminar Doom Eternal. Si tienes una notebook o similar puedes intentar con juegos más leves como League of Legends. También puedes esperar a que xCloud esté disponible en México para jugar Gears 5… aunque necesitarás un buen plan de datos o un gran Wi-Fi para lograr esa hazaña.

Siempre enchufado

Una de las peores pesadillas para un gamer de consolas portátiles es encontrarse con el tenebroso nivel bajo de batería. Por lo tanto, los lugares dentro del salón de clases que tengan un enchufe siempre serán puntos muy preciados, y no solo para un gamer sino también para cualquiera que necesite cargar cualquier aparato electrónico que lleve consigo como una laptop… si estás en la universidad puede ser todo un reto conseguir dicho lugar.

Cuidado con la batería baja | Foto: PxHere

Afortunadamente las maravillas de la tecnología traen a nuestra vida los cargadores portátiles, así que procura llevar esa pila extra que compraste cuando jugabas Pokémon Go para poder seguir con la partida en todo lugar y ya paso hasta te servirá para poner a cargar tu teléfono de ser necesario. Puede que sea un pequeño estorbo en la mochila, pero vale la pena.

Un libro tu mejor amigo

Bien dicen que los libros son la fuente del conocimiento, aunque también son un gran escondite para ocultarse de los ojos vigilantes de los profesores. Con la suficiente habilidad, un estudiante puede esconderse para tomar una siesta improvisada, un refrigerio antes del descanso y también echarse una partida de Fortnite desde su teléfono. Mientras tanto, tu fachada hará creer al resto de la clase que eras todo un devorador de libros  (¿Qué trucazo no?)

Los libros siempre ayudan | Foto: Flickr

¿Puedo ir al baño?

Pedirle a tus maestros salir al baño siempre es una opción increíble para despejar la mente, ir por algo de comer y… ¿por que no? ir al baño cuando la situación realmente lo amerita. Mientras esperas a que tus asuntos terminen de forma natural dentro el WC puedes jugar algunas partidas con tu dispositivo móvil favorito. Y si la partida se pone buena, pues ya sáltate la clase. Eso sí, no lo hagas tan seguido o perderás el privilegio de salir.

May I go to the bathroom, please? | Foto: Pxfuel

Ready Player Two?

El sentimiento más bonito que puedes tener dentro del templo del saber es encontrar otra persona con el mismo gusto por los videojuegos que tú. Aquella alma con la que incluso compartes por lo menos un videjuego en común y puedes disputar partidas antes, durante y después de la escuela. Ya sea como un buen amigo o un gran rival, los videojuegos ayudan a romper el hielo y forjar las relaciones más duraderas.

Ojalá todavía sirvan tus joy-con | Foto: Wallpaperflare

Quién sabe, pueden empezar jugando FIFA o Smash Bros. y terminan compartiendo las respuestas del examen que creían perdido.

Sabemos que jugar videojuegos en clase puede resultar muy emocionante, pero no descuides los deberes diarios. Una escapada de vez en cuando es buena, pero así como el lado oscuro y la luz tienen que encontrar equilibrio, los videojuegos y el estudio tienen que tener un balance o caerás reprobado y adiós consolas.

¿Qué otros consejos añadirías a este manual para la vida escolar de un gamer?

***

¿Eres el mejor con el sniper o siempre quedas primero jugando en línea? Envíanos tus mejores jugadas y podrás formar parte de Matchmaking en nuestro canal de YouTube.

Publicidad
Publicidad